Régimen logra $18 millones por Eta e Iota, mientras damnificados son desalojados de albergue

Régimen logra $18 millones por Eta e Iota, mientras damnificados son desalojados de albergue

Mientras en gobierno anunciaba con ‘bombos y platillos’ el millonario presupuesto, medios locales informaban el cierre de un albergue en Tegucigalpa.

Régimen logra $18 millones por Eta e Iota, mientras damnificados son desalojados de albergue. Familia damnificada desalojada del albergue / Juan Orlando Hernández. Fotografías cortesía, vía: Captura de pantalla de video de TSI e imagen de Google.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 04-12-2020.11:12 am.

El régimen de Juan Orlando Hernández logró que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) asignará 18 millones de dólares para contrarrestar los efectos de los huracanes Eta e Iota en la nación.

Además, de los millonarios fondos se indicó que el país podría recibir 30 millones más como ayuda humanitaria adicional para los damnificados que dejó el fenómeno en la nación centroamericana.

Se indicó que USAID desde el 17 de noviembre desplegó un equipo de asistencia en Honduras para liderar la respuesta ante el desastre natural.

De acuerdo con el organismo, los fondos destinados por Eta e Iota buscan ampliar la ayuda a las comunidades más afectadas, entre estas las de Puerto Lempira.

A pesar de los cuantiosos fondos no solo internacionales, regiones en La Mosquitia se encuentran totalmente en abandono por parte del gobierno tras el pasos de los fenómenos naturales.

Tuntuntara, en una de esas zonas afectadas por Eta e Iota y que ante las pérdidas de la cosecha se ven obligados a alimentarse con bellotas de palma.

Mientras en gobierno anunciaba con ‘bombos y platillos’ el millonario presupuesto, medios locales informaban el cierre de un albergue en Tegucigalpa, capital de Honduras.

Los damnificados de la Arturo Duarte quedaron una vez más en la calle luego que las autoridades decidieron cerrar el albergue sin darles una respuesta.

‘Tuvimos que regresar a nuestras casas, esas fueron las órdenes. Así que pese a las condiciones de las viviendas nos tuvimos que regresar’, dijo una de las afectadas por los ciclones Eta e Iota que fueron desalojados.

El desalojo del albergue se suma a la indiferencia de las autoridades al dejar arruinar las ayudas de El Salvador, a negarse a permitir en ingreso de las donaciones y a cobrar excesivos impuestos por la llegada de ayuda proveniente de donantes.

Otro factor que empaña el manejo de Eta e Iota es la corrupción del gobierno actual, quien en diez años en el poder se ha visto involucrado en un sinfín de acciones irregulares.