riveraEn su último discurso en el Congreso Nacional, como presidente de la Corte Suprema de Justicia, el abogado Jorge Rivera Avilés, pidió perdón a los hondureños por los errores cometidos y que la historia lo juzgue por los aciertos también.

Rivera Avilés dio su informe resaltando la construcción de 16 despachos judiciales para evitar la fuga de peligrosos reos.

Al mismo tiempo, le exigió a la secretaria de presupuesto del Congreso Nacional, que le devuelvan los 90 millones que le prometieron para el año 2016, ya que la próxima CSJ lo necesitará.

También, insistió en la necesidad de aprobar una Ley de Extradición, la cual fue enviada por su persona al Congreso Nacional y este aun no la revisa.

Rivera Avilés se despide hoy de su cargo, el cual lo asumió en el 2009, dejando mucho que desear en la aplicación de la justicia y protegiendo a los que violaron derechos humanos y a los saqueadores del IHSS, como ser la diputada Lena Gutierrez y toda la Junta Directiva del Seguro Social, al igual que al presidente Hernández.

Otro acto que marcó su función fue ser participe directo de apoyar el Golpe de Estado del 2009, tal como lo dijo la Comisión de la Verdad y aprobar de manera ilegal, la reelección presidencial el año pasado.

Al terminar su participación, Avilés aceptó que había cometido muchos errores, y esperaba que los hondureños lo perdonarán o premiarán por sus aciertos.