Presidente de Filipinas llama a matar a los obispos católicos

Ante las frecuentes críticas de la Iglesia católica, por la violenta guerra que el presidente de filipinas, Rodrigo Duterte, ha realizado contra las drogas y el narcotráfico, el mandatario filipino difundió un mensaje contra los representantes del catolicismo en su país.

Duterte, por medio de un mensaje oficial en Manila cuya transcripción fue difundida hoy por la oficina presidencial, embistió contra los obispos católicos y los llamó “inútiles”, e inclusive animó a matarlos.

Vuestro obispos, matadlos. Esos bastardos no sirven para nada. Lo único que hacen es criticar”, dijo el presidente de Filipinas, un país donde el 85% de la población profesa el catolicismo.

Los ataques de Duterte contra la Iglesia católica se remontan a febrero de 2017, cuando en ese entonces la Conferencia de Obispos criticó la sangrienta guerra contra las drogas, tildandolas “reino del terror”, a lo que el presidente filipino respondió llamándolos “hijos de puta”.

En otra ocasión, el mandatario aseguró que el 90% de sus sacerdotes son gays, y también señaló a la Iglesia católica como la institución “mas hipócrita del mundo”, aseguró que el 90% de sus sacerdotes son gays.

Jerome Seciliano, portavoz de la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas, indicó, “no queremos añadir más leña al fuego. Cualquier comentario solo exageraba el asunto.”