Presentador de Televisa manosea a su compañera en directo
Apóyanos

Presentador de Televisa manosea a su compañera en directo

notibomba
  • notibomba | 27-10-2015.10:24 pm.

La cadena ha despedido a ambos periodistas y denuncia que prepararon la escena para conseguir popularidad

El escándalo del acoso sexual en directo en la televisión mexicana tiene un nuevo capítulo. La cadena Televisa acaba de emitir un comunicado en el que dice que tras su investigación interna han descubierto que todo es un montaje de ambos periodistas que han sido también despedidos. Sin embargo, minutos después, la presentadora ha escrito en su cuenta de Facebook un mensaje que parece también desmentir lo dicho por el canal de televisión.

La desagradable historia se complica.Primero ha sido Televisa la que ha asegurado que “el sábado pasado, durante la transmisión en vivo del programa ‘A Toda Máquina’ (ATM), desde Ciudad Juárez por Televisa Chihuahua se dio un episodio en el que su conductor, Enrique Tovar, acosó a su co-conductora Tania Reza y tuvo un comportamiento impropio en una transmisión de televisión abierta.

A raíz de este suceso, el área de Recursos Humanos de Grupo Televisa llevó a cabo una investigación en la que ambos han señalado que la escena fue actuada, con el propósito de crear un contenido viral, y que los conductores no informaron a la producción que realizarían ese acto ofensivo”, dice la cadena.El escrito continua diciendo que “Televisa reprueba rotundamente este hecho y cualquier tipo de acoso.

Así lo estipula nuestro Código de Ética al señalar quequeda estrictamente prohibido, en forma enunciativa más no limitativa: amenazar, ofender, discriminar, intimidar, difamar, calumniar, hostigar, acosar sexual o laboralmente, ejercer cualquier forma de maltrato físico, psicológico y/o económico en contra de cualquier empleado del Grupo”.Por último, Televisa concluye que “en congruencia con ello, informamos que ambos conductores han sido separados de la empresa.

Hacemos un exhorto a Tania Reza de que si lo que sucedió en el programa en comento difiere de su primera declaración ante nuestro personal de Recursos Humanos, no dude en hacérnoslo saber para apoyarla y acompañarla en el proceso de denuncia correspondiente”.

Sin embargo, para complicar más este culebrón, la presentadora ha escrito tras el comunicado de Televisa en su cuenta personal de Facebook el siguiente mensaje: “Gracias a todos por sus comentarios y muestras de afecto.

Lamentablemente en esta situación existen presiones por parte de las empresas y obligaciones de decir (o incluso grabar) que soy culpable y gente lavándose las manos. Nunca me he rajado, ya son casi 6 años en esta empresa. Así que como siempre lo digo a darle mi gente. Y a tratar de que salga la Verdad. Si me obligan a quitar esto al menos ya lo deje en mis redes sociales. Gracias a los que están conmigo y Dios por delante”.

Claramente Tania parece desmentir el lo asegurado por el canal de televisión y claramente parece que habrá nuevos comunicados y desmentidos en este desagradable culebrón.La cadena ha salido, o querido salir, al paso del enorme escándalo suscitado en México por la emisión en directo el pasado sábado de una escena en la que se sucedía un claro acoso sexual acompañado de burdos insultos por parte del presentador del programa, Enrique Tovar, a su compañera Tania Reza.

Un bochornoso espectáculo que provocó que la periodista abandonara el plató en directo mientras su compañero, que segundos antes le había tocado el pecho en dos ocasiones, le espetaba “mira, no te gusta. Una disculpa a mi gente, mi compañera está un poquito hormonal. Se me hace que se le subieron la ubres”.Antes, durante los minutos previos, Tovar había abrazado, levantado el vestido y tocado las piernas de Tania hasta que usando el pretexto de que le miraba el collar decidió tocar la parte alta de su pecho.

“Ya no seas idiota Enrique”, le dijo ella mientras le daba un manotazo. Él, por su parte, se limitó a decir que “no te agarré la bubie”, para terminar con la frase mencionada antes mientras la presentadora se quitaba el micrófono.

Fuente El Mundo