Prensa internacional resalta nepotismo de JOH

Captura de pantalla 2015-06-28 a las 12.34.13 a.m.

 

La agencia de noticias Associated Press (AP) publicó hoy una nota titulada “Hermana del presidente de Honduras violaría la Constitución” en referencia a la entrevista que Juan Orlando Hernández concedió al periodista Fernando del Rincón de CNN en la que negó que su hermana Hilda es ministra de su gobierno.

Hernández asegura que su hermana no funge como ministra porque según él, el requisito para ser ministro es manejar un presupuesto y tener a disposición personal.

Lo cierto es que la señora Hilda Hernández, hermana del presidente, fue juramentada como ministra de Estrategia y Comunicación el mismo día que entró al poder Juan Orlando Hernández, y según la agencia AP, tomó posesión de su cargo el día 29 de enero del 2014.

La nota que circula en distintos medios internacionales, entre ellos El Nuevo Herald, también dice que el presidente Hernández creó el cargo que hoy ostenta su hermana exclusivamente para ella.

 “El presidente creó ese puesto exclusivamente para ella porque no existía en el engranaje burocrático”

Más adelante agrega lo que en Honduras los indignados han cuestionado sobre los medios locales, y es el silencio ante el nepotismo y actos ilegales del gobierno. La publicación de Associated Press de este sábado resalta lo que los medios locales han callado por más de un año; también revela que Hilda Hernández no es el único familiar del mandatario que ostenta un cargo público.

“Ningún medio u organización local ha criticado al mandatario por nepotismo pese a que se sabe que ha colocado a varios parientes en posiciones del servicio exterior”.

Hernández enfrenta fuertes acusaciones de corrupción por el desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) al igual que empresarios y otros politicos miembros de el partido oficialista. Incluso, el mismo presidente aceptó públicamente que su partido recibió cheques provenientes de fondos públicos.

El Instituto Hondureño de Seguridad Social hasta ahora registra más de 2,800 muertes a causa del saqueo de fondos públicos. Este acto de corrupción es la causa de la indignación de los hondureños que ahora piden la renuncia del mandatario y exigen se solicite a las Naciones Unidas la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).