Portera de un equipo de fútbol femenino en Polonia resultó ser un hombre buscado por la justicia

Portera de un equipo de fútbol femenino en Polonia resultó ser un hombre buscado por la justicia

El criminal, conocido bajo los nombres de Andrzej y Joanna, llevó una doble vida durante años, utilizando ambas identidades para cometer diversas estafas.

Foto: Getty images.
  • Kim Ramos | 09-07-2024.4:50 pm.

La portera de un equipo de fútbol femenino en Polonia resultó ser un hombre con un extenso historial delictivo y buscado por la justicia.

Según informaron los medios locales, el criminal, conocido bajo los nombres de Andrzej y Joanna, ha llevado una doble vida durante años, utilizando ambas identidades para cometer diversas estafas.

Este individuo de 55 años fue detenido  y actualmente cumple una sentencia de dos años y cuatro meses en una cárcel de Gdansk. Sus actividades delictivas salieron a la luz por primera vez en octubre de 2014, cuando se descubrió que se hacía pasar por empresarios, abogados y otros profesionales para defraudar a sus víctimas.

Antes de iniciar su carrera criminal a principios de los 2000, Andrzej trabajaba como policía en Wrocław. Posteriormente, se sometió a dos procedimientos legales de reasignación de género, convirtiéndose en Joanna en 2006 y volviendo a ser Andrzej en 2013. 

En cada ocasión, recibió nuevos documentos de identidad, los cuales conservó en lugar de devolver, lo que le permitió mantener tres cédulas de identidad con números distintos. Esta situación facilitó sus múltiples esquemas de fraude.

Como Joanna, y sin tener estudios universitarios, abrió un despacho de abogados. Sin embargo, fue denunciada en 2010 por un empleado por no pagar las contribuciones al seguro social, lo que resultó en una multa. 

Más tarde, se convirtió en directora de un hotel en Ostrowiec, acumulando deudas significativas en menos de un año y desapareciendo sin pagar al propietario, quien llevó el caso a la Fiscalía.

En paralelo, creó una oficina jurídica con sede en Londres, con la cual explotó a las víctimas del escándalo Amber Gold, el mayor esquema piramidal de Polonia. En 2013, tras cambiar de sexo nuevamente y retomar el nombre de Andrzej, comenzó a gestionar diversas fundaciones y recibió un premio por su supuesta ayuda a niños.

Andrzej era buscado por la justicia debido a una sentencia de dos años y cuatro meses de prisión por fraude y violación de los derechos de los empleados, relacionada con su gestión en el hotel de Ostrowiec. Para evitar ser capturado, decidió unirse a un equipo femenino de fútbol en Gdynia, donde jugó como guardameta durante ocho meses, a pesar de ser legalmente un hombre.

Joanna convenció a Mateusz Bieszke, presidente del club, de que era una portera experimentada y que ayudaría en la administración del equipo sin cobrar un sueldo. Sin embargo, Bieszke comenzó a sospechar cuando Joanna mencionó que era abogada, pero también financiera y directora de una fundación. La sospecha aumentó cuando un hombre que se presentó como Andrzej llamó desde el número de Joanna.

Bieszke investigó en Internet y descubrió que Joanna era en realidad un estafador condenado y buscado. Alertó a las autoridades, quienes finalmente arrestaron a Andrzej. Actualmente, Andrzej se encuentra en una prisión masculina debido a su identidad legal. Además, enfrenta otros procesos judiciales por sus múltiples delitos.

Zohreh, la portera iraní acusada de ser hombre por su apariencia física