Una mujer de 85 años fue regresada del Hospital Escuela Universitaria porque no hay ni una camilla para atenderla.

Doña Ermisenda fue trasladada al Hospital Escuela a altas horas de la noche del lunes para poder ser atendida, ya que ingresó con cuadro cardiológico, pero no fue atendida por que los médicos les dijeron a los parientes que no tenían cómo atenderla por falta de camillas.

Lo familiares muy enojados se retiraron con la señora de la sala de emergencia del centro asistencial y la volvieron a subir a la camilla de la unidad de los bomberos.

Estos no es más que la imagen de cómo se encuentra el Sistema de salud del país, el deterioro y la mala administración a la que a estado sometida en estos últimos años.