Policías hondureños habrían conspirado con Fabio Lobo para traficar cocaína a EE.UU
Apóyanos

Policías hondureños habrían conspirado con Fabio Lobo para traficar cocaína a EE.UU

notibomba
  • notibomba | 17-05-2016.9:11 am.

FABIO LOBOFabio Porfirio Lobo Lobo de 44 años de edad, hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo Sosa (2010-2014) se declaró culpable de conspirar para traficar cocaína ante la corte federal de Manhattan.  Fabio Lobo habló a través de un interprete, de esta manera confesó que entre los años 2009 al 2014 estuvo ligado a la conspiración de traficar cocaína hacia los Estados Unidos. El período de estos actos iguala casi a los años en que su padre fue presidente de la república de Honduras.

Lobo confesó a la Juez Lorna Schofield que nadie lo obligó a declararse culpable a pesar que esta decisión le podría costar una pena mínima de 10 años en prisión y hasta una máxima de cadena perpetua.

El Fiscal Auxiliar de Estados Unidos, Emil Joseph Bove III dijo a la juez que Lobo a finales de 2013 trabajó con miembros de la policía hondureña para permitir que la cocaína pasara con seguridad a través de Honduras en su camino hacia los Estados Unidos. El fiscal agregó que agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA) se hicieron pasar por narcotraficantes y fueron llevados a una reunión con funcionarios de la policía de Honduras. En la reunión también estuvo presente un funcionario de alto rango del gobierno hondureño el cual se negó a participar.

La fiscalía de Estados Unidos muestra estas pruebas de corrupción al mas alto nivel en una época donde la policía hondureña esta siendo investigada por una comisión depuradora.

Ante estas investigaciones tampoco se puede desconocer las fuertes acusaciones hechas por el ex director de la policía nacional Ricardo Ramírez del Cid en el programa matutino Frente a Frente. En estas acusaciones Ramírez del Cid alega que el ex presidente Lobo Sosa se molesto con el por no avisarle que haría operativos contra el crimen organizado en el departamento de Olancho, lugar de donde es originario su hijo Fabio Lobo. En esa ocasión el expresidente Lobo Sosa se defendió alegando que el se pudo haber molestado porque fallaron en el operativo, pero no por ignorancia al mismo.

La condena del hijo del expresidente será determinada por el juez cuando sea sentenciado el próximo 15 de septiembre.