Policía intentó arrestar a una enfermera por no darle prioridad a un preso

Policía intentó arrestar a una enfermera por no darle prioridad a un preso

La enfermera fue esposada por negarse a extraer una muestra de sangre a un detenido debido a que no estaba habilitada para ello y además debía antes atender a otros pacientes.

Una enfermera Captura del video que circula en las redes sociales.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 30-03-2021.2:17 pm.

Argentina.- El caso de una enfermera que fue esposada por no darle prioridad a un preso que fue llevado al hospital para una muestra de sangre ha causado indignación en las redes sociales.

Las imágenes del suceso han traspasado las fronteras de la nación por el abuso policial al que fue sometida la profesional de la medicina.

Según relatos de la víctima, una de las policías le quitó las esposas al privado de libertad y se las colocó a ella, en un intento de arrestarla.

‘Compañeras grabaron el momento en que una enfermera del centro asistencia era esposada para denunciar la actitud del uniformado que no midió las consecuencias de sus actos’, citan medios locales sobre el suceso.

Por su parte, la directora del centro asistencial señaló que la empleada ‘se negó a realizarle una extracción de sangre a un detenido debido a que no estaba habilitada para ello y además debía antes atender a otros pacientes’.

El sargento que realizó la retención se encuentra bajo investigación una vez que la denuncia trascendió públicamente.

‘Le sacó las esposas al detenido, lo dejó libre y me quiso llevar a mí’, relató la enfermera sobre el abuso policial al que fue sometida y que le provocó daños emocionales y de salud.

Confirmó que no podía atender al privado de libertad porque la licencia ‘para sacar sangre estaba vencida y no podía hacer la extracción’.

‘La Policía tiene el cuerpo médico policial en Lanús para para sacar sangre a los presos, pero les es más fácil cruzar la calle y hacerlo acá’, dijo una enfermera que estaba en el lugar cuando ocurrió el suceso.

Por su parte, la víctima enfatizó, con notoria indignación, que estuvo esposada cerca de media hora; poniendo en peligro la vida del paciente con problemas cardíacos que estaba atendiendo.

Dijo que el evento le causó tanto estrés que se hipertensó. ‘Ayer estuve internada todo el día para hacerme cheque cardilógico’. Asimismo, mostró las lesiones que le dejaron las esposas en una de sus manos.