Policía de Texas se “equivocó” al no intervenir con prontitud y detener la masacre en Uvalde

Policía de Texas se “equivocó” al no intervenir con prontitud y detener la masacre en Uvalde

Autoridades han admitido que se equivocaron al demorarse en su actuación. “Creyeron que teníamos tiempo, que no había niños... Fue una decisión errónea”.

Policía de Texas se “equivocó” al no intervenir con prontitud y detener la masacre en Uvalde Fotografía cortesía y de archivo. / Vía Getty Images.
  • Jacqueline Alvarenga | 27-05-2022.6:13 pm.

El Departamento de Seguridad de Texas, EEUU, admitió que no intervino con prontitud para detener el tiroteo en la escuela primaria de Uvalde que dejó un saldo de 21 personas muertas, entre ellas 19 menores.

El director de la institución, Steven McCraw, reveló que el comandante al mando de la operación consideró que el tirador se había atrincherado en un aula en la que no había niños y tenían tiempo para actuar y detenerlo.

Esta equivocación fue la que impidió a los agentes intervenir con prontitud para detener la masacre y permitir que el joven Salvador Ramos disparara 142 veces dentro de los salones de clases.

El comandante, que no ha sido identificado, decidió demorar la intervención hasta la llegada de refuerzos”, se informó desde el Departamento de Seguridad.

Al respecto, se reveló que mientras los menores buscaban ayuda, alertando al 911, las autoridades esperaban los refuerzos para poder ingresar.

La falta de prontitud, permitió que el joven actuara al interior del aula de clases por una hora, cegando la vida de 19 menores de edad y dos adultos.

“Fue una decisión errónea, muy errónea… Habría que haber entrado de inmediato”, dijo McCraw sobre permitir que el asesino estuviera más de una hora encerrado con los menores.

Según el Departamento de Seguridad, el comandante de la operación pensó que tenían tiempo para actuar y que no habían niños, poniendo en peligro a algunos de los sobrevivientes que necesitaban ayuda inmediata.

Familiares de las víctimas esperaban la versión de las autoridades, ya que varios menores aseguraron que los uniformados no actuaron con prontitud y se tardaron en ingresar donde estaba el atacante.

Una de las menores, reveló que tuvo que mancharse con la sangre de su amiga para poder fingir su muerte y luego llamar al 911 y esgrimirles por qué tardaban tanto.