Policía colombiana asesina a niño indígena y deja herido a un campesino

Policía colombiana asesina a niño indígena y deja herido a un campesino

Agentes de la policía de Colombia realizaron una operación para la erradicación forzada de cultivo, donde hirieron a campesinos y asesinaron a un menor.

Policía Colombiana asesina a niño indígena y deja herido a un campesino Soldados colombianos reguardando la frontera el 18 de abril, 2018. REUTERS/Fredy Builes
katherinemena
  • Katherine Mena | 21-07-2020.2:21 pm.

Un niño indígena fue asesinado en manos de la policía fuertemente armada en Putumayo, Colombia, en medio de un operativo policial para erradicar los cultivos en el corregimiento La Castellana, municipio de Villagarzón.

El lunes 20 de julio, se emitió la denuncia por medio de un comunicado firmado por la Organización No Gubernamental (ONG) Comisión Intereclesial de Justicia y Paz y otras organizaciones políticas y sociales. La fuerte indignación se mantiene , ya que las denuncias del abuso de la policía hacia las comunidades indígenas  en Colombia han sido constantes.

El menor de 15 años de edad, se conocia como José Oliver Maya Goyes, fue quien perdió la vida en manos de la policía colombiana , que dispararon al pecho de José por intentar defender su trabajo. En el comunicado señalan que es el segundo asesinato en este mes en manos de la policía. “Es el segundo asesinato en el mes de julio que se produce a manos de la fuerza pública en operativos de erradicación forzada de cultivos de coca. El pasado viernes 3 de julio fue asesinado el campesino Educardo Alemeza en el corredor Puerto Vega Teteyé”.

Garífuna Live Matter se vuelve tendencia tras desaparición de cuatro líderes en Honduras

En el mismo comunicado concluyen las exigencias en detener las fuerzas policiales y militarización en el país, y solicitan prioridad en las medidas de bioseguridad adecuadas para combatir la crisis de la pandemia. “Exigimos al Estado cesar en su militarización territorial y atender desde la perspectiva de la seguridad humana la situación generada por los procesos de erradicación forzada de cultivos ilícitos; y que adopte las medidas necesarias para evitar el contagio por Covid-19”.

Según las cifras de la ONU, que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet, 107 activistas en defensa de los Derechos Humanos, fueron asesinados en el 2019. Además, siguen en proceso de verificación 13 casos adicionales los cuales, de ser confirmados, aumentarían el total anual de muertes a 120 asesinatos. La violencia también ha comprometido la vida de más de medio centenar de indígenas en lo que va del 2020, de parte de grupos armados irregulares, como los efectivos de las fuerzas policiales.