Polémica en Francia por restricción a que deportistas utilicen velos islámicos en los Juegos Olímpicos

Polémica en Francia por restricción a que deportistas utilicen velos islámicos en los Juegos Olímpicos

El tribunal de Francia sostiene la regla discriminatoria que impide la participación de atletas musulmanes usen el hiyab en las competiciones.

francia hiyab Juegos Olímpicos Foto: Shutterstock
  • Karla Alvarez | 19-04-2024.5:50 pm.

El próximo retorno de los Juegos Olímpicos a París, programado entre julio y agosto, no solo será un evento deportivo de renombre mundial, sino también un punto de conflicto en torno a un principio fundamental francés: la laicidad.

El lema “Liberté, égalité, fraternité”, que se originó durante la Revolución Francesa, refleja los valores más destacados del país y se encuentra en varios lugares, desde la Constitución hasta los edificios públicos. Sin embargo, menos conocido pero igualmente importante es el concepto de la laïcité, que establece la separación entre el Estado y las instituciones religiosas.

La laïcité no exige que los ciudadanos franceses abandonen sus prácticas religiosas, pero sí demanda que el Estado y las instituciones públicas se mantengan libres de influencias religiosas. Esta idea ha sido objeto de controversia en Francia, especialmente después de los ataques terroristas y el aumento del extremismo de derecha.

El presidente Emmanuel Macron ha tenido que defender y explicar este principio en múltiples ocasiones, enfatizando que la laicidad garantiza la libertad de creencia y práctica religiosa dentro de los límites de la ley y el orden.

Una ley de 2004 intentó aclarar la aplicación de la laicidad al prohibir los símbolos religiosos “ostentosos” en las escuelas públicas, aunque el debate principal ha girado en torno al uso del velo por parte de la comunidad musulmana, la más grande de Europa Occidental.

Recientemente, la ministra de Deportes, Amelie Oudea-Castera, confirmó que el equipo olímpico francés se adhiere a la laicidad como una institución financiada por el público, lo que significa que no permitirá el uso de velos religiosos.

Esta posición contrasta con la libertad que tendrán otros atletas internacionales para usar símbolos religiosos en la Villa Olímpica de París 2024, lo que ha generado críticas de organizaciones internacionales de derechos humanos que consideran estas prohibiciones como una violación de los derechos de las mujeres musulmanas.

En Francia, sin embargo, la prohibición cuenta con un amplio respaldo, aunque el debate sigue siendo intenso, especialmente en ámbitos donde se evidencian diferencias demográficas y culturales, como el deporte.

La aplicación de la laicidad al deporte base ha llevado a situaciones difíciles para las atletas musulmanas, que a menudo se ven obligadas a elegir entre seguir su fe o perseguir sus sueños deportivos.

El próximo evento olímpico en París planteará este dilema de manera más aguda que nunca, ya que las atletas tendrán que decidir entre usar el uniforme del equipo nacional o expresar su fe personal.

Macron asegura que el próximo objetivo Rusia son los Juegos Olímpicos de París 2024