Pobreza en Argentina: En los hogares los niños solo comen una vez al día

Buenos Aires, Argentina. Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), en conjunto con Unicef, destacó que comparado con el año anterior, “se han incrementado las restricciones en el consumo de alimentos tanto en cantidad como en su calidad”

“Cada crisis económica, sumada a la inflación y recesión, con caída de empleo, genera un efecto de mayor inseguridad alimentaria.”, opinó Salvia.

Hace unos días, la UCA publicó un informe donde expone que la “pobreza multidimensional” en Argentina, alcanzó al 31,3 por ciento de la población en 2018, mientras que en 2017 era del 26,6%. Es decir, la pobreza llegó a 4,7 por ciento más hogares argentinos.

El país sudamericano se ha visto azotado por una fuerte subida de precios, las industrias atraviesan una caída en la producción que ha dejado sin empleo a miles de argentinos. Esta crisis se percibe más en las familias humildes, donde sus integrantes solo comen una vez por día.

La publicación de UCA indica que el mayor aumento de la pobreza se dio en la Provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado de Argentina.

“Esto generó un mayor deterioro, no solo de las condiciones o capacidades de consumo, sino también en poder resolver, a través del propio ahorro y esfuerzo de las familias, aspectos que tienen que ver con la salud, educación, vivienda o el hábitat”. Explico el docente.

El valor de la moneda local se ha deteriorado de forma constante con respecto al dólar, los precios de los alimentos y otros productos de consumo cotidiano aumentan más que los salarios.

El panorama no es favorable, según expertos la situación esto difícilmente mejore, considerando que Argentina debe afrontar en los próximos años una elevada deuda con el Fondo Monetario Internacional, que le está entregando al Estado argentino unos 57,000 millones de dólares tras un acuerdo con el Gobierno del presidente Macri.