Los pobladores de Reitoca y Lepaterique, Francisco Morazán, continúan con su lucha en contra del proyecto hidroeléctrico Petacón por los daños ambientales que representa.

Persecución política, descenso del río que abastece las comunidades y otros perjuicios ecológicos han resistido los habitantes por más de un año.

Activistas ambientales denuncian que el proyecto hidroeléctrico Petacón ha consumido el afluente cada día.

“Nuestra lucha no va a cesar, pedimos al gobierno que cese la represión, lo único que se ha conseguido con el proyecto es que se vaya consumiendo cada día el río”, dijo uno de los pobladores.

La construcción consiste en una inversión de 2,800 millones de dólares, provenientes de Italia.