El expresidente nacionalista Porfirio Lobo Sosa reiteró este viernes que el actual gobernante Juan Orlando Hernández sigue impune a pesar de estar vinculado a actos de corrupción.

Para el exmandatario, el pacto que Hernández tiene con el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, le permite manipular la justicia.

Al respecto, destacó que el caso en contra de su esposa, Rosa Elena de Lobo, es un trofeo para el funcionario internacional, quien recibe más dinero.

Loso Sosa, ha calificado como persecución política las acusaciones en contra de la exprimera dama.

Rosa Elena de Lobo, fue declarada culpable por tres delitos de apropiación indebida y ochos delitos de fraude, con penas que oscilarían entre los 58 y 86 años de prisión.

De entrar en vigencia el nuevo Código Penal la esposa del exgobernante sería beneficiada con una baja de 22 años en la condena.