El expresidente nacionalista Porfirio Lobo Sosa cuestionó este martes a la Organización de Estados Americanos (OEA) por callar ante la crisis que se viven en Honduras.

Lobo Sosa, en un tuit, calificó como “cosa de risa” la indiferencia del organismo y especialmente de su secretario, Luis Almagro.

 

El diplomático internacional fue denunciado por exmiembros de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) por firmar un pacto de impunidad con Juan Orlando Hernández.

La OEA ha mostrado una postura sumisa ante las violaciones del régimen orlandista, contradiciéndose con sus posiciones en relación a Nicaragua y Venezuela.