La administración Trump pidió al Pentágono que autorizará a los militares que enviaron a la frontera a actuar de emergencia en cumplimiento de la ley.

Según dos oficiales de defensa familiarizados con la solicitud, el Departamento de Seguridad Nacional solicitó que el Pentágono proporcione una fuerza de reserva a la que se pueda recurrir para salvaguardar al personal de Aduanas y Protección de Fronteras y así contrarrestar un grupo de migrantes centroamericanos que se dirigen hacia Estados Unidos en busca de asilo.

El Pentágono rechazó la solicitud, según uno de los funcionarios, incluso cuando aprobó el suministro del Departamento de Seguridad Nacional con apoyo aéreo y logístico, personal médico e ingenieros. La solicitud fue rechazada porque el Departamento de Defensa consideró que las tropas en servicio activo no tienen la autoridad para llevar a cabo ese tipo de misión a menos que el presidente asigne la responsabilidad. La noticia fue divulgada por la cadena CNN.

Los oficiales de defensa han enfatizado repetidamente que las tropas en la frontera están allí para apoyar a las autoridades civiles y que no se espera que entren en contacto con los migrantes.

Las tropas estadounidenses en servicio activo están prohibidas de hacer cumplir la ley nacional a menos que haya una emergencia. Pero el presidente Donald Trump ha planteado en repetidas ocasiones la posibilidad de que las tropas hagan cumplir la frontera mientras hace campaña sobre los peligros de la inmigración en los últimos días antes de las elecciones.

En un discurso en la Casa Blanca, Trump sugirió que las tropas disparen contra los migrantes si lanzan piedras, diciendo que las rocas deben considerarse rifles y que comparan al grupo de unos 3.000 hombres, mujeres y niños con una “invasión”.

El viernes intentó retroceder esos comentarios, diciendo a los reporteros que si los soldados, oficiales de patrulla fronteriza o de Inmigración y Control de Aduanas son golpeados en la cara con piedras, van a arrestar a esas personas. “Eso no significa dispararles, pero vamos a arrestar a esas personas rápidamente y durante mucho tiempo.

Los oficiales de la defensa describieron la fuerza solicitada por Departamento de Seguridad Nacional como algo que solo se usaría si el personal de Aduanas y Protección de Fronteras se viera abrumado por la situación en la frontera.

Aun así, el Pentágono rechazó la solicitud de la fuerza de protección de la reserva, mientras aprobó todas las demás solicitudes de apoyo del Departamento de Seguridad Nacional con la aprobación del Secretario de Defensa James Mattis. No está claro si Mattis sopesó la decisión de rechazar la solicitud de que las tropas realicen funciones de cumplimiento de la ley.

El primer oficial de defensa aseguró que el Departamento de Defensa dijo que, si los oficiales de Seguridad Nacional todavía quieren la fuerza de reserva de las tropas estadounidenses, deben pedirle a la Casa Blanca que otorgue formalmente al Pentágono las autoridades para realizar esas funciones adicionales.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza declinó hacer comentarios y el Departamento de Seguridad Nacional aún no ha respondido a una solicitud de comentarios.

El secretario de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen dijo que el Departamento de Seguridad Nacional había solicitado asistencia aérea, de ingeniería, logística y planificación, así como barreras de vehículos y “formas en que podemos proteger a mis oficiales y agentes, así como a los puertos” de entrada, ellos mismos “.

La ley Posse Comitatus prohíbe a los militares de Estados Unidos hacer cumplir las leyes nacionales, a menos que no haya otra opción. Los analistas militares dicen que Trump puede usar fácilmente a la Guardia Nacional, los Alguaciles de los Estados Unidos o al personal de Inmigración y Control de Aduanas para respaldar a los oficiales de la frontera si es necesario.