Washington – El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, habló hoy por teléfono con el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, sobre la caravana de migrantes hondureños que avanza hacia su país, y le exigió que “coopere” con Washington para controlar los flujos migratorios.

Además de telefonear a, Juan Orlando Hernández, Pence habló también “con el presidente Jimmy Morales sobre el estatus de la caravana de migrantes”, dijo a Efe un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

“Pence reiteró su mensaje de la semana pasada, de que es imperativo que los países del Triángulo Norte cooperen eficazmente para resolver la crisis actual”, añadió la fuente.

La embajada estadounidense en Guatemala también está “en contacto con las autoridades federales y locales” en lo relativo a la caravana de migrantes, de acuerdo con el portavoz.

Por su parte, una portavoz del Departamento de Estado aseguró a Efe que el Gobierno estadounidense está “en contacto con las autoridades mexicanas” para hablar sobre la caravana, que avanza por Guatemala rumbo a México con el fin de llegar a Estados Unidos.

Miles de hondureños, hombres, mujeres y menores, cruzaron ayer la frontera de Agua Caliente y se dirigieron hacia Esquipulas, para continuar su caminata por territorio guatemalteco para llegar a México y luego a EE.UU.

Desde ese lugar, los miles de hondureños, que argumentan razones de seguridad y la búsqueda de mejores condiciones de vida, tienen previsto seguir la caminata hacia el departamento norteño de Petén, fronterizo con México.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy que si la caravana de los inmigrantes hondureños no se detiene, suspenderá de inmediato toda la ayuda a ese país centroamericano.

Con información de la agencia EFE