Pato almizclero aprende a insultar como los humanos: “Malditos tontos”

Pato almizclero aprende a insultar como los humanos: “Malditos tontos”

Según el estudio, el animal habría aprendido a vocalizar las palabras de su antiguo cuidador; demostrando que los patos pueden imitar sonidos humanos.

pato almizclero Imagen cortesía. / Vía Google.
  • Jacqueline Alvarenga | 06-09-2021.7:09 pm.

Australia.- Un estudio sobre la conducta de un pato almizclero que aprendió a insultar como los humanos fue publicado en la revista Philosophical Transactions of the Royal Society of London B.

En la publicación se destaca que un pequeño número de animales, entre estos pájaros cantores y loros tienen la capacidad de repetir sonidos de animales y humanos.

La novedad es que Ripper, como se le denominó al pato almizclero, aprendió a insultar y a repetir “malditos tontos”, en inglés “you bloody fool”.

La investigación ha demostrado que los patos pueden imitar los sonidos de otras aves y los sonidos humanos, como los portazos y una frase verdaderamente australiana pronunciada por sus cuidadores”, cita el informe.

Además, señala que hasta el momento se conocía la vocalización de algunas especies, pero el caso de Ripper es especial hasta el momento.

“Aquí aportamos pruebas del aprendizaje vocal en un miembro de un clado basal de la filogenia aviar: el pato almizclero australiano”, agrega la publicación.

Sobre Ripper se indicó que fue criado en la Reserva Natural de Tidbinbilla, al suroeste de Canberra, la capital de Australia, aprendiendo a imitar a uno de sus excuidadores, demostrando que los patos también pueden imitar algunos sonidos.

El caso del pato almizclero no es el único, se indicó que una hembra ha intentado imitar el sonido de Ripper. “Este segundo pato había estado expuesto a Ripper, lo que puede haber afectado a esta parte del sonido”.

Otros datos importantes sobre el comportamiento de los animales se perdieron durante el incendio que arrasó la reserva en 2003, la publicación se desarrolló con hallazgos guardados por los investigadores.

Para los científicos se trata de la primera prueba de aprendizaje vocal en un miembro de la familia Anserinae (patos, gansos y cisnes).