Pasó 12 años planeando su venganza: Se hizo pasar por mujer para matar al asesino de su hermano

Pasó 12 años planeando su venganza: Se hizo pasar por mujer para matar al asesino de su hermano

Anderson Pineda esperó que el asesino de su hermano cumpliera una condena de 12 años de cárcel, luego planeó su muerte, la cual ejecutó al darle un certero disparo.

Pasó 12 años planeando su venganza: Se hizo pasar por mujer para matar al asesino de su hermano Fotografía cortesía, vía la Fiscalía de Colombia.
  • Jacqueline Alvarenga | 20-01-2023.12:05 pm.

Colombia.- Anderson Pineda, es un hombre que pasó 12 años planeando la venganza en contra del asesino de su hermano.

Mientras los años pasaban, él solo pensaba en la ley: “Ojo por ojo, diente por diente”. Esto significaba que el hombre que le quitó la vida a su hermano merecía morir.

Medios locales han destacado, que Salazar Díaz cometió el asesinato del hermanos de Pineda en el 2008. No se detallaron las circunstancias del hecho violento.

Díaz fue detenido y sentenciado a 12 años de prisión. Tras cumplir la condena pasó dos años en libertad sin imaginar que el hermano de quien fue su víctima le seguía los pasos.

Mientras el exconvicto creía que su tiempo en prisión había tranquilizado a la familia de su víctima, el hermano planeaba una venganza que ejecutó con un solo disparo.

Según testimonios, Anderson Pineda creó una cuenta falsa en las redes sociales; haciéndose pasar por una hermosa mujer. Se desconoce cómo logró engañar a Salazar, o si tuvo ayuda de alguna mujer para facilitar su venganza.

Investigaciones revelan que Anderson fue paciente por más de 12 años y cuando tuvo la oportunidad citó al asesino de su hermano.

“Salazar Díaz acudió a una cita en el barrio Olga Teresa, noroccidente de Cúcuta; donde era esperado por Pineda, quien le dio un disparo y falleció”.

La historia ocurrió en diciembre del 2022, pero tras la captura de Pineda se ha viralizado en las redes sociales.

Cientos de personas defienden a Pineda y lo apoyan, mientras otros cuestionan su sed de venganza ya que Salazar había pagado con 12 años de cárcel el crimen.