Papa Francisco incluye por primera vez a tres mujeres en del Discaterio para los Obispos

Papa Francisco incluye por primera vez a tres mujeres en del Discaterio para los Obispos

El pontífice mostró una vez más su apoyo a la mujer tras el nombramiento de decenas de féminas en altos cargos. Sor Raffaella Petrini, Sor Yvonne Reungoat y María Lia Zervino son parte del liderazgo de las mujeres en el Vaticano.

Papa Francisco incluye por primera vez a tres mujeres en del Discaterio para los Obispos El primer nombramiento femenino hecho por Francisco fue el de la directora de los Museos Vaticanos, Bárbara Jatta. / Fotografía ilustrativa y de archivo.
  • Jacqueline Alvarenga | 14-07-2022.1:03 pm.

El papa Francisco nombró por primera vez a tres mujeres como miembros del Discaterio para los Obispos, mostrando su apoyo al empoderamiento de las féminas en la Iglesia Católica.

No es la primera vez que el pontífice se marca a favor de un mayor liderazgo y visibilidad de las mujeres en la estructura interna de la Iglesia.

Las tres mujeres que formarán parte del Discaterio para los Obispo son Sor Raffaella Petrini, secretaria general de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano; Sor Yvonne Reungoat, exsuperiora general de las Hijas de María Auxiliadora, y María Lia Zervino, presidenta de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas.

El nombramiento fue oficializado el miércoles por medio de un boletín de prensa de la Santa Sede, sin ofrecer mayores detalles. Francisco, impulsó en junio una nueva Constitución que abre la puerta a una mayor presencia de laicos y mujeres en la administración.

“Entre los objetivos, está el de profundizar la reflexión sobre la relación entre el hombre y la mujer en su respectiva especificidad, reciprocidad, complementariedad e igual dignidad”, señala sobre el discaterio laico.

El primer nombramiento femenino hecho por Francisco fue el de la directora de los Museos Vaticanos, Bárbara Jatta.

“Su contribución a la reflexión de la Iglesia sobre la identidad y la misión de las mujeres y los hombres en la Iglesia y en la sociedad, promoviendo su participación, valorando las peculiaridades de las mujeres y los hombres, y elaborando también modelos de funciones de liderazgo para las mujeres en la Iglesia”.