El Papa Francisco consideró durante la Santa Misa que el pastor debe ser cercano a la gente y no a los poderosos, porque envenenan el alma.

“Este es el ícono del pastor… Cercanos a la gente, no a los grupitos de los poderosos, de los ideólogos. Estos nos envenenan el almas, no nos hacen bien”, dijo el pontífice.

Indicó que los líderes religiosos deben tener “el poder y la autoridad que tenía Jesús: La de la humildad, la de la mansedumbre, la cercanía, la capacidad de compasión y la ternura”.

El Papa recordó que el hijo de Dios cuando estuvo en la tierra compartió con la gente, “él pasó en la calle”.

La máxima autoridad de la Iglesia Católica acotó que Jesús tenía compasión de las personas engañadas.

El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez, dijo durante una homilía dominical que no le afectaban los insultos e hizo un llamado a los agresores a arrepentirse.

“Señores y señoras que insultan, no pierdan su tiempo; dedíquense a sembrar positivamente. Algún día se les pedirá cuentas de toda la maldad que siembran y no nos afectan esos insultos”, dijo durante la homilía dominical.