Un integrante de la mara 18 trabajaba como receptor de llamadas en el Centro Nacional de Emergencia del 911, fue descubierto hoy y puesto a la orden de la autoridad competente.

Se trata de Gustavo Adolfo Araujo García (29), quien fue detenido por agentes de la policía que realizaban patrullaje de rutina en la colonia Valenzuela en Tegucigalpa, capital de Honduras.

Los agentes lo requirieron para un registro y confirmaron sus nexos con ese grupo criminal al ser verificado en el sistema a través de sus antecedentes penales.

En el sistema aparece fichado como integrante de la mara 18 y sospechoso por el delito de violencia doméstica, mientras que está limpio por otros delitos. Al momento de su detención mostró un carnet del 911 con fecha de vencimiento 27/01/18 y al hacer las consultas se constató que continúa trabajando en esas oficinas.