Padre soltero pasó de ser un vendedor a un abogado, se levantaba a las 4:00 de la madrugada a estudiar

Padre soltero pasó de ser un vendedor a un abogado, se levantaba a las 4:00 de la madrugada a estudiar

¡Cumplió su sueño! “Para triunfar en la vida hay que trabajar y estudiar”, dijo el ahora profesional universitario, quien vendía en las calles, cuidada abnegadamente a sus hijos y estudiaba.

Padre soltero pasó de ser un vendedor a un abogado, Fotografía cortesía, vía redes sociales.
  • Jacqueline Alvarenga | 05-08-2022.6:48 pm.

Argentina.- Carlos Correa, un hombre que pasó de ser un vendedor a un abogado, es el reflejo de que para triunfar en la vida se deben hacer sacrificios.

El hombre que se ha viralizado le levantaba diariamente a las 4:30 de la madrugada para poder estudiar y ser el padre abnegado de sus hijos.

Medios locales destacaron que el padre soltero se graduó de la carrera de Derecho a los 51 años de edad, un logró que solo le permitió su perseverancia.

Nunca hay que bajar los brazos”, dijo el ahora abogado y quien orgulloso dice que pasó de ser un vendedor ambulante a un profesional universitario.

Según testimonios del protagonista de esta historia, se levantaba a las 4:30 de la madrugada a estudiar para luego preparar a sus hijos y posteriormente llevarlos a la escuela.

“Soy creyente y sé que Dios me ayudó muchísimo. Por supuesto, yo hice mi parte, me esforcé un montón y estoy muy orgulloso de eso. A mis hijos les enseño que para triunfar en la vida hay que trabajar y estudiar”, dijo el profesional.

Sobre su oficio de vendedor y que dejó para ser un abogado detalló que ofrecía en las calles cartones de bingo.

Entre las limitantes que tuvo para lograr su sueño era la falta de una computadora, la cual consiguió con un amigo que le prestó una.

Destacó que aunque no se graduó con muy buenas notas, pudo hacer realidad su meta de obtener un título universitario pese a todas las dificultades.

El hombre de 51 años asegura que con su ejemplo sus hijos verán que para lograr algo en la vida tiene que ponerle empeño.