El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez, expresó el fin de semana que la vida plena no está en lo robado, porque eso se queda en la tierra cuando morimos.

Rodríguez, envió el mensaje en la homilía dominical; en la cual aseguró que el sentido de la vida es servir a y amar.

“La vida plena que no está con las cosas ni con lo que se roban pensando que con eso van a ser felices, ahí quedan los autos, las mansiones, el dinero, ahí se queda, lo único que da sentido a la vida es el que puede amar y puede servir”, dijo la máxima autoridad de la Iglesia Católica en Honduras.

Instó a los feligreses a dar espacio a Cristo resucitado para impulsar la transformación de las vidas.

“Dios respeta nuestra libertad, cómo es importante que nuestra fe no se quede encerrada en las paredes del templo sino que podamos llevarla a las personas que están desorientadas”, agregó el líder religioso.

Hizo un llamado a dejar la confrontación y el odio, como lo dijo hace unas semanas; señalando que quemar llantas era señal de odio en los corazones.

El cardenal fue señalado por una revista italiana en supuestos actos de corrupción, como estafa y de devengar alto salario de la Universidad Católica de Honduras.