Según la Agencia de la ONU para refugiados (ACNUR), transitan tantos migrantes ilegales del Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala) que es ya considerado una “Tragedia Humanitaria”, pero ahora no solo lo vemos en cifras, sino que somos testigos de las “caravanas de migrantes”, donde se ven y oyen desgarradores testimonios que tocan el corazón de todos, y forzosamente se cae a la pregunta ¿Quiénes son los responsables?

Resulta obvio decir que las causas son, el desempleo, la desesperanza, la pobreza, la falta de oportunidades, de educación, salud y las más básicas, sin embargo, es importante poder deducir quienes son los responsables.

No vamos a negar el hecho de que la migración de nuestro país data como problema de país de hace mucho tiempo, incluso ha sido hasta enseñado a las escuelas como “la remesa” es el factor económico que más fortalece nuestra economía.

Si analizamos del presente hacia atrás, día a día podemos ver cómo se crea el panorama sombrío que luego se traduce en la migración, y como este desgobierno empuja hacia ella y sin ir muy atrás apenas la semana pasada el alza a los combustibles y la energía eléctrica, con la que no solo se golpea a quien ya de por si no puede pagar el servicio básico, sino que golpea a los pequeños y medianos empresarios de la economía formal que tratan de generar empleo, podemos recordar que días anteriores y por todo este año el alza de más de diez lempiras al gas LPG, en este particular no hay que hacer un análisis de grandes doctores en economía, basta con colegir que ¡hasta las baleadas subieron!; Semanas anteriores se suspendieron las cirugías en Hospitales Públicos, y en el presente año se disminuyó el presupuesto en educación, en los últimos años la pobreza crece a niveles sorprendentes y desgarradoramente UNICEF nos dice que 77% de nuestros niños vive en pobreza, entonces, responsabilizar al ilegitimo gobernante continuista y sus cómplices, ¿es una realidad o es “politizar el tema”?

Los Secretarios de Estado con la mayor arrogancia del mundo lanzan frases como “sacrifiquémonos por el país”, “La oposición politiza los temas”, “es culpa de administraciones pasadas”, cuando la realidad no es esa, la realidad es que es en este gobierno que los índices de pobreza aumentan, es Jesús Mejía (por citar un ejemplo) el gerente que dirige el cierre de la ENEE, es la presidencia de Juan Hernández la que tiene sometida en los niveles más altos de pobreza a este país, es el gobierno nacionalista desde Pepe Lobo, sumados ya nueve años, que han sido responsables de la debacle de país, por eso el pueblo los repudia, por eso el grito más popular es “Fuera JOH”.

Con sorpresa vemos que la Embajada Americana “se alarma” de la caravana de migrantes, pero al mismo tiempo fue el primero en reconocer un gobierno ilegítimo que incluso la misma OEA tarda en reconocer y recomienda que se repitan los comicios electorales.

Señalar los errores no es politizar, es decir la verdad, es responsabilizar, es hacer auditoría social. La gran pregunta es, este castillo de naipes que han construido ¿Cuándo sucumbirá?, en mi perspectiva, cuando la oposición unida se presente frente a los déspotas, hasta ese día.