Opinión: 8 de marzo, día para rearfirmar pacto entre mujeres
Apóyanos

Opinión: 8 de marzo, día para rearfirmar pacto entre mujeres

notibomba
  • notibomba | 08-03-2019.11:49 am.

¿Cómo igualarnos, si por clase, por nacionalidad, por etnicidad y origen, por situación de legalidad y territorialidad, por generación y edad, por educación, escolaridad y manejo de lenguajes y tecnologías; por nuestra situación en el desarrollo o en la democracia, si se producen entre nosotras distancias y brechas aberrantes? ¿Cómo igualarnos si lo que para algunas han sido derechos de tres generaciones para otras son la utopía inalcanzable, si unas tenemos condiciones de indolencia, y hasta pasatiempo y otras trabajan como esclavas?

¿Cómo pactar para no ser siempre las incluidas, las que ya estaban? ¿Cómo desmontar entre nosotras la exclusión estructural objetiva aberrante que levanta un muro de siglos de desarrollo y progreso frente a una eterna precariedad?

¿Cómo ir a las raíces de la opresión sexual que incluye a millones de mujeres en círculos de perversidad esclavizante? ¿Cómo avanzar si pensamos en las dificultades derivadas de poderes distintos, jerarquías y supremacismo, competencia y rivalidad? ¿Cómo incidir si los mecanismos políticos provienen de la excluyente fragmentación social que nos envuelve, y también de normas de género para mantener la supremacía masculina sobre el conjunto de las mujeres distanciadas entre ellas?

¿Cómo podemos unirnos para desmontar la confrontación misógina entre nosotras que nos distancia y debilita como género y devalúa a cada una? ¿CÓMO CONVOCAR A LA SOLIDARIDAD CON NUESTRO GÉNERO, SI NO SOMOS SOLIDARIAS ENTRE NOSOTRAS?

Por eso debemos procurar ser siempre una insignia de sororidad, mujeres que sobrellevan el peso extraordinario de tejer, sostener y crear alianza con otras mujeres para cambiar la vida y el mundo con un sentido justo y libertario. Asumiendo la responsabilidad de que cada una, es un eslabón de encuentro con muchas otras y así de manera sin fin.
Nuestra agenda es histórica y compleja. Pero tiene una definición prioritaria: desmontar los poderes de dominio, la sexualidad expropiada y la expropiación del trabajo.

Para nosotras la diversidad es dinámica y abarca a todo el mundo. La revindicamos frente a la homogeneidad, el pensamiento único, la dominación cultural excluyente y jerárquica que produce opresión cultural. Las mujeres tenemos derecho a evolucionar y cambiar de ideas o a conservarlas, a aprender de las otras y del mundo, no sólo como actoras sino como autoras de nuestras vidas y nuestras comunidades. Tenemos el derecho a ser como queramos ser. Por eso, propiciamos la convivencia en la diversidad. La vía de la multiculturalidad conduce a visibilizar las semejanzas.

Breve relato del Pacto entre mujeres, Marcela Lagarde.

Opinión de Naama López