ONU: Subsecretaria condena sanciones de EEUU contra Venezuela

ONU: Subsecretaria condena sanciones de EEUU contra Venezuela

La situación en Venezuela ya es crítica y con las sanciones se merca el combate de la pandemia.

Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 21-05-2020.1:14 pm.

La subsecretaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rosemay DiCarlo, condenó las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos (EEUU) a Venezuela en plena pandemia de coronavirus.

DiCarlo, indicó que la situación en la nación sudamericana ya es crítica y con las sanciones se merca el combate de la pandemia.

“Existe una gran preocupación con respecto al enfrentamiento y la ausencia de negociaciones serias entre los principales partidos políticos en Venezuela, especialmente en medio de los efectos potencialmente de gran alcance de la pandemia”, manifestó la representante de la ONU.

DiCarlo, hizo un llamado a todos lo actores políticos a reanudar una negociación constructiva.

“La ayuda humanitaria proporcionada por la ONU y nuestros socios en todo el país se rige por los principios de independencia, humanidad, neutralidad e imparcialidad”, aseguró al respecto la alta funcionaria.

Además insistió en fortalecer la democracia e invitó a los estados miembros de la ONU a respaldar el llamamiento.

No es la primera vez que el organismo se pronuncia en contra de las sanciones que EEUU impone a las naciones.

En enero del 2019 la ONU esgrimió la coerción económica que EEUU impone en Venezuela.

“El uso de sanciones por parte de poderes externos para derrocar a un gobierno electo está en violación de todas las normas del derecho internacional”, dijo una funcionaria del ente mundial.

En marzo diversos funcionarios del mundo solicitaron a los Estados Unidos (EEUU) aliviar las paralizantes sanciones económicas.

“Es absolutamente desmesurado mantener las sanciones en este momento”, dijo en ese momento Jeffrey Sachs, director del Centro para el Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia, en una entrevista.

Asimismo se exhortó a los Estados a resolver sus diferencias mediante el diálogo y las relaciones pacíficas, y evitar el uso de medidas económicas, políticas o de otro tipo para coaccionar a otro Estado en relación con el ejercicio de sus derechos soberanos.

“Insto a todos los países a que eviten aplicar sanciones a menos que lo apruebe el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como lo exige la Carta de la ONU”.