La Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó, a través de un comunicado de prensa, su preocupación por el uso excesivo de gases lacrimógenos en las protestas contra la privatización de la salud y educación pública.

“La Oficina enfatiza su preocupación por el gran uso de gases lacrimógenos y de incidentes reportados de uso de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad”, cita parte del escrito.

Además, señala que el país pasa por un tiempo de “gran polarización y movilización social”.

La presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, denunció la brutal represión ante entes defensores de los derechos humanos.

“Los policías militares son los que están reprimiendo a un pueblo desarmando”, dijo la profesional de la medicina en UneTV.