Nueva Zelanda y Biden en conversaciones sobre manejo del coronavirus

Nueva Zelanda y Biden en conversaciones sobre manejo del coronavirus

Nueva Zelanda, es una de las naciones que ha logrado controlar con estrictos confinamientos la propagación del contagio que en el mundo ha cobrado la vida de más de un millón de personas.

Nueva Zelanda y Biden en conversaciones sobre manejo del coronavirus Imagen facilitada por la Oficina del Primer Ministro de Nueva Zelanda.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 23-11-2020.2:17 pm.

La ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, reveló este lunes que puso en contacto al presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, con los funcionarios de Salud de su país para compartir estrategias de manejo del coronavirus.

Nueva Zelanda, es una de las naciones que ha logrado controlar con estrictos confinamientos la propagación del contagio que en el mundo ha cobrado la vida de más de un millón de personas.

Arden, ha sido ampliamente elogiada por dirigir una de las respuestas más exitosas del mundo contra el coronavirus y cuyo manejo de la pandemia la llevó a ganar su reelección.

‘Le ofrecí a él (Joe Biden) y a su equipo acceso a los funcionarios de Salud de Nueva Zelanda para compartir su experiencia sobre las cosas que hemos aprendido en nuestro viaje Covid-19’, dijo Ardern en conferencia de prensa.

Se detalló que el ofrecimiento se produjo durante la primera reunión que entabló con el líder demócrata luego que proyecciones lo posicionan como el virtual ganador.

Mientras Nueva Zelanda es alabada por su manejo contra el contagio, EEUU se posiciona como el país más afectado por el Covid-19 con más de 257 mil muertes y 12 millones de contagios.

Según expertos, la falta de estrategias de la gestión Trump para combatir el contagio fue uno de los detonantes que dejó la derrota arrasadora contra Biden.

El presidente se ha visto envuelto en constante discrepancias con el experto Doctor Anthony Fauci por el manejo de la pandemia.

El equipo de Biden ha indicado que algunos avances para el combate del contagio se han visto frenados ante la negativa de Trump de aceptar la derrota y detener el proceso de transición.