Nueva York: Cifra de muerte por Covid-19 sigue a la baja

Nueva York: Cifra de muerte por Covid-19 sigue a la baja

El estado se encuentra ahora “decididamente en la fase de reapertura”.

Nueva York reporta bajas en las cifras de muertes y contagios.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 25-05-2020.8:39 am.

NUEVA YORK .- El número de muertes diarias por coronavirus en el estado de Nueva York rebasó ligeramente las 100, pero la tendencia sigue descendiendo, indicó el domingo el gobernador Andrew Cuomo.

Durante su conferencia de prensa diaria, el funcionario demócrata anunció que el sábado fallecieron 109 personas en el estado a consecuencia de la enfermedad COVID-19. El viernes fueron 84 los decesos por el virus a nivel estatal.

La cantidad de fallecimientos diarios cercana a los 100 a lo largo de la última semana representa un marcado declive en comparación con el nivel más alto registrado a principios de abril en Nueva York, cuando la cifra parecía más cercana a los 1.000 que a caer por debajo de los 100. Su punto máximo ha sido de 799 muertes, el 8 de abril.

Cuomo dijo que el estado se encuentra ahora “decididamente en la fase de reapertura”, y enfatizó que la curva de la tabla de contagios en Nueva York está disminuyendo pese a que en muchas partes del país el número de muertes va en ascenso.

El gobernador dio a conocer la cifra más reciente en una jornada en la que el número de decesos relacionados con el coronavirus en la nación se acerca a los 100.000 antes del feriado por el Día de los Caídos en Guerras.

Por otro lado, la madre naturaleza ayudó el domingo a mantener las normas de distanciamiento social, proporcionando bajas temperaturas y cielos nublados que desalentaron a las personas de visitar las playas públicas.

Cuomo dijo que Long Island reabrirá el miércoles. El gobernador sostuvo su conferencia de prensa diaria en las orillas de la localidad de Wantagh, en Long Island, con una bandera de Estados Unidos que ondeaba y tumbonas vacías a sus espaldas.

Las playas de Nueva York estuvieron abiertas, incluyendo Jones Beach, Sunken Meadow, Hither Hills y Robert Moses.

Cuomo también anunció que los deportistas profesionales y sus equipos pueden reanudar sus entrenamientos en Nueva York y los alentó a volver a sus instalaciones luego de una pausa de más de dos meses debido a la pandemia.

El béisbol de las Grandes Ligas, la NBA y la NHL analizan la reanudación de sus temporadas con los respectivos sindicatos de jugadores.

Cuomo dijo que los deportes pueden proporcionarle alivio a las personas que permanecen en casa.

“Creo que los deportes pueden volver sin tener gente en los estadios, sin tener personas en la arena”, afirmó, “¡Háganlo! ¡Háganlo! Resuelvan las cuestiones económicas, si es que pueden. Los queremos de pie. Queremos que la gente pueda ver deportes”.

En tanto, el gobierno de Cuomo reconoce que las autoridades de salud del estado han intentado llevar un conteo de los pacientes de coronavirus que han sido dados de alta de hospitales para volver a los asilos de ancianos, los cuales han sido devastados por la pandemia.

La AP llevó a cabo su propio conteo de estos pacientes después de que el Departamento de Salud del estado se rehusó a difundir un sondeo interno realizado hace dos semanas. The Associated Press contabilizó a más de 4.500 pacientes de coronavirus recuperados que fueron enviados a asilos.

La asistente de Cuomo, Melissa DeRosa, respondió el sábado a una pregunta de un reportero de la AP sobre el sondeo interno, señalando: “No creo que hasta el momento haya alguna información que tengamos y que no hayamos difundido”.

La oficina del gobernador aclaró el domingo que DeRosa no estaba al tanto de las labores del Departamento de Salud, el cual había indicado previamente a la AP que seguía validando los datos recabados en su sondeo de asilos.

El gobernador de Nueva York firmó un decreto el 25 de marzo que requería que los asilos admitieran a pacientes de coronavirus que se encontraban lo suficientemente saludables para salir del hospital. El objetivo de la medida era ayudar a liberar camas de hospital para los más enfermos, pero los detractores señalaron que pudo haber desencadenado brotes letales al colocar a personas que seguían en etapa de contagio en ambientes sumamente vulnerables.

Cuomo, quien rescindió el decreto el 10 de mayo, ha dicho que su gobierno seguía las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.