Autoridades del Servicio Autónomo de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) confirmaron que los niveles de las represas que abastecen de agua al Distrito Central de Honduras son alarmantes.

Según el gerente del subsistema de la represa Los Laureles, Roque Andrade, la represa Los Laureles apenas tiene 30 por ciento de su capacidad de almacenaje y La Concepción un 20 por ciento.

Con la poca cantidad de agua, se garantiza el suministro hasta el 15 de octubre poniendo en marcha los racionamientos.

“Hasta la primera quincena de octubre están asegurados los abastecimientos de agua”, dijo Andrade.

PODRÍA INTERESARLE: Proyecto que pone en peligro a La Tigra no será cancelado sentencia Nasry Asfura

Pronosticadores habían anunciado para el 10 de septiembre lluvias que podrían mermar los efectos de la sequía.

El Distrito Central vive una grave escasez del vital líquido con racionamientos de hasta un mes en algunos sectores y que podrían extenderse hasta mayo del 2020.