Mery Sair,  un menor de tan solo 6 años de edad, junto a sus padres ha emprendido su viaje a Estados Unidos con la esperanza de encontrar una cura para su enfermedad, María Argentina Paz y Rodrigo Villanueva salieron de Omoa, Cortes dejando a tres hijos más a cargo de sus abuelos días después de que salió la caravana.

Los padres del menor aseguran que en Honduras solo lo mantienen con quimioterapia y pastillas, pero la enfermedad ha ido avanzando, sus quimioterapias hacen que le duela su estomago por el hambre y esto empeora su estado de salud “hace que pida una manzana, uno no tiene dinero para poder comprar” manifestaron sus padres.

La salud del pequeño es lo que los alienta a seguir adelante a pesar de los peligros que existen en el camino. Aseguran los padres que,”En Estados Unidos hay cura”, ya han hecho investigaciones y en el país norteamericano están tratando y “si hay cura”, son palabras que guardan la esperanza de sus padres.

Agencia AFP

A pesar de que la enfermedad ha provocado que Mery Sair haya perdido su ojo derecho, y el constante crecimiento de los tumores en su pie y brazo, esos no les impide avanzar hacia donde van.

“En este país es muy difícil tratarlo por la pobreza, porque esta en etapa terminal” dijo Rodrigo Villanueva, padre del menor”, y agregó, “Uno como padre tiene que hacer lo que sea hasta llegar a las últimas consecuencias por sus hijos para ayudarles a pesar de que se arriesgue la vida”.