El delegado presidencial y exalcalde del Distrito Central, Ricardo Álvarez, se pronunció este viernes sobre los daños provocados por la quema de contenedores, vehículos y el portón de la embajada de los Estados Unidos (EEUU).

El funcionario del régimen, en su cuenta de Twitter, esgrimió que ni Standard Fruit (Dole), Empresa Energía Honduras (EEH) y los Estados Unidos (EEUU) merecen lo ocurrido.

En el posteo, no responsabiliza a ningún sector; limitándose a exigir a quienes lo promueven y permiten un “basta”.

Álvarez, quien es señalado por  el fallido Trans-450, solicitó hace unos días la derogación de los decretos PCM para concluir con las protestas a nivel nacional.

Tras seis días de paros, organizadores denunciaron que infiltrados habrían provocado caos para desacreditar la lucha.

La noche del jueves 50 vehículos de la EEH fueron reducidos a cenizas.