Nave espacial de la NASA logra impactar un asteroide para desviarlo de su trayectoria

Nave espacial de la NASA logra impactar un asteroide para desviarlo de su trayectoria

La misión de 330 millones de dólares es la culminación de más de ocho años de trabajo de un equipo de científico en Estados Unidos, que busca defender a la Tierra de amenazas espaciales potenciales.

Nave espacial de la NASA logra impactar un asteroide para desviarlo de su trayectoria
  • notibomba | 27-09-2022.10:01 am.

La NASA logra realizar una misión histórica llamada DART, en la que impacto a toda velocidad contra un asteroide con el fin de desviarlo de su curso original y supone un primer ensayo para defender a la humanidad de la colisión de futuros objetos espaciales.

La misión de 330 millones de dólares es la culminación de más de ocho años de trabajo de un equipo de científico en Estados Unidos, que busca defender a la Tierra de amenazas espaciales potenciales.

La nave espacial DART, que tiene el tamaño de un autobús escolar, se estrelló a una velocidad de 6,4 kilómetros por segundo contra la superficie del asteroide Dimorphos, ubicado a unos 11 millones kilómetros de la Tierra y es parecido a la luna.

El impacto fue transmitido en directo por la NASA, sin embargo, los científicos tendrán que esperar días o incluso semanas para ver si la nave espacial no tripulada ha logrado alterar ligeramente la órbita del asteroide.

Los científicos de la NASA creen que el impacto de DART sobre Dimorphos pudo haber provocado un cráter y lanzado pequeños fragmentos rocosos al espacio.

No obstante, un pequeño satélite siguió a cierta distancia la operación para tomar imágenes del impacto y enviarlas a los científicos para ser evaluadas en las próximas horas o días.

Bill Nelson, administrador de la NASA, explicó que el objetivo de la misión era desviar, no destruir al meteorito, ya que un fuerte impacto podría acabar en desastre con cientos de rocas cayendo sobre la Tierra.

Por el momento, la NASA aseguró que no tiene en su radar algún objeto que pueda representar una amenaza directa contra la Tierra durante los próximos 100 años, pero ha decidido poner a prueba su tecnología para estar preparados.

Esta sería la primera vez en la historia de la humanidad que se intenta cambiar la trayectoria de un cuerpo celeste, en un intento de proteger a la Tierra de meteoritos similares al que hace 66 años provocó la extinción de los dinosaurios.