Narco brasileño intenta huir de prisión disfrazado de su hija

Brasil. El narcotraficante brasileño, Clauvino da Silva, condenado a 73 años de prisión, intentó fugarse de la cárcel disfrazado de su hija.

Da Silva utilizó una mascara de silicona, peluca, anteojos y la ropa de su hija con el fin de engañar a los guardias penitenciarios y escapar del mayor centro penitenciario en Río de Janeiro.

De acuerdo con la Secretaría de Administración Penitenciaria (SEAP), tras descubrir el intento de escape, Da Silva, conocido como “Baixinho” (bajito en español) fue puesto en una celda de confinamiento solitario de máxima seguridad donde permanecerá durante 10 días.

Según las investigaciones, Clauvino se valió de la visita de su hija de 19 años y de la complicidad de una mujer embarazada que por estar exenta de pasar por los rayos X entró con el disfraz con el que el capo intentó escaparse.

Las autoridades penitenciarias se percataron de el intento de fuga y abordaron al preso cuando este se disponía a reclamar el documento de identificación dejado por su hija, la cual permanecía dentro de la cárcel y después pretendía alegar que el documento fue extraviado o entregado a otra persona por parte de los responsables del control.

Ana Gabriele Leandro da Silva, hija del narcotraficante fue detenida y deberá responder ante las autoridades por el delito de facilitación de fuga, la cual prevé una condena de 6 meses a dos años.