Un trasplante de útero le ha permitido a una mujer de 32 años quien padecía de una enfermedad congénita que no le permitía salir embarazada, tener a su primer hijo, convirtiéndola en la primera mujer en América Latina en dar a luz a un bebé nacido de un útero trasplantado de una donante de 45 años de edad fallecida.

El fantástico trasplante  se llevó a cabo en el Hospital Clínicas de la Universidad de Sao Paulo, a través de una operación de más de 10 horas que requiere una complicada cirugía y altas dosis de fármacos para evitar que el cuerpo lo rechace. Luego de siete meses después de su recuperación, los médicos le implementaron a la paciente uno de sus óvulos previamentes fecundados.

La niña nació por cesárea completamente sana. Pesó unos dos kilos y medio.Después del nacimiento a la mujer se les extirpó de forma inmediata el útero trasplantado para que no siguiera con el intenso medicamento.

En la mayoría de los casos los donantes son madres, hermanas o amigas cercanas, lo que da como resultado se de una limitada donación del órgano. En años anteriores ya se habían realizados donantes de utero en Estados Unidos, República Checa y Turquía, pero el de Brasil es el primero en dar lugar a un bebé vivo.

Suecia fue el primer país con la particularidad en el 2013, se produjera el primer parto a partir de un trasplante pero de útero de un donante vivo. La  operación se realizó en el 2016 y fue hasta hoy publicada en la revista médica The Lancet.