Mujer confiesa que mató a su vecino por pedófilo: “No me arrepiento”

Mujer confiesa que mató a su vecino por pedófilo: “No me arrepiento”

El hombre tenía 24 condenas por delitos sexuales, de las cuales se había librado de prisión al cambiar su nombre y huir a la localidad donde la mujer lo asesinó.

Mujer confiesa que mató a su vecino por pedófilo: “No me arrepiento” La madre dijo que “no me veo como una asesina”, pero “no podía dejar que nadie más saliera lastimado, alguien tenía que proteger a la gente”.
  • Jacqueline Alvarenga | 27-07-2021.12:15 pm.

Inglaterra.- El caso de una mujer que mató a su vecino por pedófilo y dijo no arrepentirse resurgió en las emisiones noticiosas luego de siete años de su condena por homicidio involuntario.

Este vez el crimen causó revuelo porque la mujer confesó que mató a su vecino por haber violado a su hijo de 12 años de edad, a quien le ofreció empleo.

Según el expediente, la mujer fue condenada a tres años de cárcel pero las autoridades determinaron extender la prisión a siete años y medio.

Sara Sands, mató a su vecino en el 2015 tras descubrir que era un pedófilo buscado a nivel nacional por más de 27 delitos de agresión sexual.

“La mujer solía compartir con el agresor e, incluso, este le había ofrecido un trabajo al por entonces adolescente de 12 años”, citan los medios locales.

De acuerdo con la mujer, el hombre de 77 años, identificado como Mick  Pleasted, era un modelo a seguir en la comunidad.

“Le llevaría comidas y charlaríamos. No tenía ninguna razón para no confiar en él. Pensé que Bradley estaba a salvo”, dijo la acusada de matar a su vecino por pedófilo.

El crimen lo cometió cuando se enteró que Pleasted presentaba un prontuario de 24 condenas por delitos sexuales, siendo su hijo una de las víctimas.

“Hice lo que haría cualquier madre porque le hizo esto a mi hijo Bradley, mi pequeño”, agregó la madre que mató a su vecino por violar a su hijo y a una veintena de adolescentes.

“Lo golpeé en su frente con el cuchillo y él me agarró. Perdí el control. No podía dejar que nadie más saliera lastimado, alguien tenía que proteger a la gente”, sentenció la madre sobre el día del crimen.