Muere sola y abandonada la mujer que ganó $37 millones y que aseguró que el dinero le arruinó su vida

Muere sola y abandonada la mujer que ganó $37 millones y que aseguró que el dinero le arruinó su vida

“De ida y vuelta al infierno”, eso significó ganar la lotería. El cuerpo de Margaret Loughrey, de 56 años, fue encontrado en su vivienda, donde se encontraba sola. Su fallecimiento remembra sus palabras “el dinero me arruinó la vida”.

Muere sola y abandonada la mujer que ganó $37 millones y que aseguró que el dinero le arruinó su vida Fotografía cortesía, vía medios irlandeses.
  • Jacqueline Alvarenga | 13-09-2021.4:54 pm.

Irlanda.- Margaret Loughrey, es la protagonistas de una historia que demuestra que el dinero no lo es todo, ella ganó en la Lotería $37 millones, los cuales arruinaron su vida y la hicieron morir en la soledad y el abandono.

Su caso vuelve a la palestra pública luego que se informara su muerte, hace algunos años fue objeto de polémica al asegurar que volverse millonaria se convirtió en un infierno.

De acuerdo con The Irish Time, la irlandesa falleció sola y abandonada en su residencia, su cuerpo fue descubierto horas después de perder la vida.

La ganadora de los $37 millones falleció el pasado 2 de septiembre por razones que la policía investiga, aunque no se sospecha que haya sido asesinada.

Margaret, experimentó un cambio radical en su vida en el 2013, cuando pasó de ganar 100 dólares semanales a ser un millonaria. Su buena suerte se convertiría años después en una maldición.

Pocos meses después de ser ganadora de $37 millones su actitud comenzó a cambiar, los problemas se sumaban uno a uno hasta desgastarle la vida, alejarla de sus seres amados y convertirla en una mujer sola, pero millonaria.

Sus problemas de actitud comenzaron en el 2015 cuando tuvo que cumplir 150 horas de trabajos comunitarios por agredir a un taxista y en el 2020 tuvo que pagar más de 40 mil dólares a un exempleado por injusticias laborales.

Su vida fue tan infeliz siendo millonaria que confesó que la lotería fue un viaje de ida y vuelta al infierno, algo que la dejó sin sus más queridos amigos y familiares.

El dinero no me ha traído nada más que dolor. Ha destruido mi vida”, dijo la mujer ganadora de $37 millones cuyas declaraciones no pasaron desapercibidas.

Autoridades irlandesas al conocer su caso solicitaron a los asesores financieros no solo enfocarse en las necesidades económicas de los ganadores, sino dar atención a la salud mental. Com su muerte los problemas emocionales volvieron hacer objeto de discusión en Irlanda.