Lenín Moreno, presidente de Ecuador, asegura que está negociando con Reino Unido para poner fin al asilo de Julian Assange, fundador de WikiLeaks. Agregó que el camino no está garantizado por Londres, ya que podría ser encarcelado o extraditado.

Lo declarado por Moreno deja en claro que no está de acuerdo con el asilo que otorgó el expresidente Rafael Correa. “No me gusta la presencia del señor Assange en la embajada ecuatoriana, pero hemos sido respetuosos con sus derechos humanos y con ese respeto en mente creemos que seis años es demasiado tiempo para que alguien permanezca casi encarcelado en una embajada”, afirmó.

En palabras de Moreno, Assange podría ir a la cárcel en suelo británico, pero no se trata de una larga estancia y tampoco sería extraditado. Reino Unido habría comunicado esto al presidente ecuatoriano porque el fundador de WikiLeaks violó los términos de la fianza cuando pidió asilo para evitar ser extraditado a Suecia, donde también era solicitado por las autoridades, que querían interrogarlo por un caso de abuso sexual.

Desde hace seis años, Assange reside en la embajada de Ecuador en Londres y según Moreno, puede irse cuando desee. Según sus abogados, se encuentra en peligro, pues aun existe la posibilidad de que el fundador de Wikileaks sea arrestado por las autoridades británicas y potencialmente extraditado a Estados Unidos.

El Gobierno británico aún no confirma que no sería enviado a un país sobre el que el programador publicó miles de documentos militares clasificados. Por eso, aun refugiado en la embajada, teme que se inicie un proceso penal en su contra en territorio estadounidense, donde podría enfrentar la pena de muerte. A pesar de que la Constitución de Gran Bretaña “impide que una persona sea extraditada a un sitio donde corra peligro su vida”.