Millonaria recompensa por indígenas que derribaron estatua de conquistador en Colombia

Millonaria recompensa por indígenas que derribaron estatua de conquistador en Colombia

De acuerdo con el gobierno local, la recompensa se deriva de la destrucción provocada a la ciudad y los perjuicios que representa el derribo de la estatua.

Millonaria recompensa por indígenas que derribaron estatua de conquistador en Colombia. Capturas de pantalla de videos subidos o publicados en las redes.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 21-09-2020.2:51 pm.

Autoridades de Popayán en Colombia han ofrecido una millonaria recompensa por el paradero de los indígenas que derribaron la estatua del conquistador español Sebastián de Belalcázar.

Son más de 5 millones de pesos colombianos que el alcalde de la ciudad, Juan López y representantes de la Policía Nacional han anunciado para identificar a los campesinos que serían enjuiciados por daños al patrimonio cultural.

De acuerdo con el gobierno local, la recompensa se deriva de la destrucción provocada a la ciudad y los perjuicios que representa el derribo de la estatua.

“Se ha ofreció una recompensa de hasta 5 millones por la identificación de los responsables de este delito”, dijo el representante policial ante los medios.

Los indígenas derribaron la estatua del conquistador durante acciones de protesta en contra del gobierno de Iván Duque.  Entre las exigencias de los labriegos se destaca el abandono de sus comunidades y la persecución de sus líderes.

Con el ofrecimiento de la recompensa, el gobierno de Popayán inicia el proceso para enjuiciar a los indígenas que participaron en la protesta.

El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) esgrimió los ataques del gobierno en contra de los pueblos por la acción en defensa de sus derechos.

Activistas y representantes de los poblados calificaron el suceso como un símbolo de lucha para la libertad de los pueblos.

“Si al Gobierno le indigna la violencia contra las estatuas, a nosotros nos duelen las vidas existentes que nos arrebata la violencia en carne y hueso”, cita la publicación del organismo.