Miles de misquitos quedan lisiados por pesca en condiciones indebidas

Los misquitos que llegaron a Tegucigalpa en busca de una reunión con Juan Orlando Hernández para exponerle la crisis que se vive en su lugar de origen, fueron atendidos por personeros del régimen.

De acuerdo con el grupo de ciudadanos, hasta el momento no hay un documento que les dé las garantías que las promesas se hagan realidad.

Entre las demandas del grupo de misquitos está la destitución inmediata de los representantes del gobierno orlandista en la zona.

Se estima que un 95 por ciento de la población misquita no cuenta con trabajo y el 5 por ciento de las oportunidades laborales son por medio del gobierno.

Lo anterior, obliga a los hombres a incursionarse en el área de pesca la cual se práctica en condiciones deplorables.

Tanques de oxígeno en malas condiciones, la exposición a más de 50 horas bajo el agua ha dejado a miles de misquitos lisiados por la descompresión de las articulaciones, huesos y tejidos musculares.

Declaraciones de los afectados señalan que algunos patronos obligan a punta de pistola a descender hasta 40 metros de profundidad.

El pago es de 70 lempiras por libra de langosta, exponiendo sus vidas por ingresos que no les da acceso a una vida digna.

Cifras de la Secretaría de Salud estiman que en el 2004 unos cuatro mil buzos quedaron lisiados como consecuencia del síndrome de descompresión.