Migrantes son gaseados por agentes de EE.UU al querer cruzar la frontera

Migrantes son gaseados por agentes de EE.UU al querer cruzar la frontera

Migrants run from tear gas launched by U.S. agents, amid photojournalists covering the Mexico-U.S. border, after a group of migrants got past Mexican police at the Chaparral crossing in Tijuana, Mexico, Sunday, Nov. 25, 2018. The mayor of Tijuana has declared a humanitarian crisis in his border city and says that he has asked the United Nations for aid to deal with the approximately 5,000 Central American migrants who have arrived in the city. (AP Photo/Rodrigo Abd)
Avatar
  • notibomba | 25-11-2018.11:04 pm.

El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, acordonó un sector de la frontera sur con México este domingo y disparó gases lacrimógenos a un grupo de migrantes que intentaban pasar hacia el lado estadounidense de la frontera atravesando la cerca que separa a los dos países.

Más de 5,000 migrantes han estado acampando en la ciudad de Tijuana a pocos kilómetros de la frontera sur de Estados Unidos.

Unos 500 integrantes de la caravana de migrantes centroamericanos intentaron cruzar la vaya fronteriza que divide México y Estados Unidos en Tijuana, pero su intento se vio frustrado al ser recibidos por patrulleros fronterizos con gases lacrimógenos y balas de goma. El grupo de migrantes se encontraba en una situación de desesperación al sentirse hacinados en los albergues en donde se encuentran mas de 5,000 centroamericanos y eso fue lo que los llevo a intentar cruzar la barrera fronteriza.

Helicópteros estadounidenses sobrevolaban la zona cercana a la barrera fronteriza lanzando gases lacrimógenos y controlando a los migrantes que intentaban cruzar. Minutos después la aeronave cruzó el límite y patrullaba también el lado mexicano.

Mario López, un hondureño que empujaba a su hija de tres años a través de un agujero de la barrera fronteriza dijo a la AFP, “estamos dispuestos a dejar aquí la vida con tal de pasar”.

El hecho se suscitó en el límite fronterizo entre ambos países conocido como la garita de El Chaparral, donde se presentó la policía tijuanense para montar varias barreras de agentes antidisturbios para frenar el avance de los integrantes de la caravana. Sin embargo, muchos migrantes lograron romper dichos cercos para pasar la frontera.

Juan Manuel Gastelum, alcalde de Tijuana declaró este sábado una crisis humanitaria en la ciudad ante la masiva presencia de migrantes, y solicitó a Naciones Unidas ayuda para tratar con los más de 5,000 integrantes de la caravana, los cuales en su mayoría acampan en un complejo deportivo de dicha ciudad.