Migrantes fueron agredidos por un pequeño grupo de tijuanenses

Pobladores de ciertas zonas de la ciudad de Tijuana expresaron rechazo y preocupación por la masiva llegada de centroamericanos que hace un mes comenzaron su marcha desde Honduras.

Según los pobladores, en Tijuana no hay condiciones para que permanezcan, además, la inseguridad es una preocupación, porque dicen saber que entre los migrantes viajan personas que pueden ser peligrosas.

Lo expresado por los vecinos de Tijuana carece de veracidad. Hasta el propio Jorge Ramos dio fe que en la caravana de migrantes solo viajan niños acompañados de sus padres, quienes huyen de la violencia e inseguridad que viven en sus países.

La Prensa local y autoridades reportaron episodios de confrontación que iniciaron este pequeño grupo contra los migrantes. Los vecinos de la colonia Playas de Tijuana fueron los protagonistas. Entre los integrantes habían personas ingeridades de bedida alcoholicas.

También mostraron su rechazo por un inmueble habilitado como albergue para migrantes de la comunidad LGBT.