Mientras Trump rechaza a los migrantes Putín se prepara para recibirlos

RUSIA. Vladimir Putín, presidente de Rusia, ha aprobado una nueva política migratoria para atraer mas inmigrantes a su país. Dicha medida busca atraer más recursos laborales para hacer frente a la crisis económica y demográfica.

La caída de los precios del petróleo y las sanciones impuestas contra Rusia luego de la anexión de Crimea han motivado al gobierno ruso a tomar esta medida.

Debido a las sanciones impuestas, la entrada de migrantes a Rusia tuvo un descenso alarmante, cuando durante años esta se situaba en el segundo país de destino tras Estados Unidos. Actualmente el país euroasiático de 144,5 millones de habitantes tiene unos 11,7 millones de inmigrantes, y en su mayoría recibe extranjeros de países que fueron repúblicas soviéticas como Kirguistán y Tayikistán.

El objetivo principal de esta medida se concentra en personas ruso-parlantes y personas con orígenes rusos que vivan en el exterior, pero también hacen un llamado a extranjeros “que estén listos para integrarse en la sociedad rusa”, pero que también contribuyan al mercado de trabajo de ese país.

La medida, incluye la simplificación de ciertos procesos migratorios como los tramites en los visados y permisos de trabajo, y de esta manera acceder rápidamente a la ciudadanía.

Putín, durante el VI Congreso Mundial de Compatriotas Rusos en el extranjero dijo que, “daremos la bienvenida a aquellos que deseen quedarse con nosotros temporalmente y también a aquellos que decidan naturalizarse y tengan la residencia permanente en Rusia.”