Maximiliano Reyes Zúñiga el subsecretario para la región de América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, destacó ante el Senado de su país que el gobierno está en la disposición de las autoridades para actuar como mediador para resolver las crisis políticas de Venezuela y Nicaragua.

Para el caso de Venezuela, “queremos que quede claro, México está en la plena disposición de fungir como puente de diálogo y mediador de los conflictos internos de ese país”, si así lo quieran ellos, expresó.

En cuanto a Nicaragua, señaló que están listos para participar al recibir una invitación de Managua y entrar en todo mecanismo de facilitación y mediación del diálogo en donde participen las dos partes del conflicto, dejando claro que la mediación será bajo el respeto de sus asuntos internos y la autodeterminación.

El gobierno mexicano del presidente Andrés Manuel López Obrador, recalcó que fundamenta sus relaciones con ambos países sobre la base del respeto, de los principios constitucionales de no intervención, autodeterminación de los pueblos.

El subsecretario indicó que “es momento que México vuelva a mirar al Sur para consolidar su presencia como un actor regional relevante”.

La administración de México se abstuvo en la votación del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), para desconocer el nuevo mandato del presidente de Venezuela Nicolás Maduro. De igual manera se negó a firmar la declaración del Grupo de Lima, cuyo contenido  califica de “Ilegítimo” al nuevo gobierno de Maduro.