El gobierno de México, a través del canciller Marcelo Ebrard, aseguró que Estados Unidos  (EEUU) no cerrará las fronteras como lo ha dicho Donald Trump y Mike Pompeo.

“Hasta el día de hoy el secretario de Estado de los Estados Unidos y su equipo nos han dicho: no es esa la política que vamos a aplicar, cerrar puntos en la frontera”, aseveró Ebrard.

El funcionario explicó que EEUU reforzó sus controles fronterizos, en el cruce de Ciudad Juárez por el incremento de migrantes que buscan ingresar al país.

La red de consulado hasta ahora ha  reportado un aumento importante de migrantes en los lugares fronterizos, lo que conlleva a EEUU a un problema real.

Los números han subió en marzo de entre 50,000 y 55,000 personas a poco más de 100,o00.

“Se observa un aumento y un cambio cualitativo en los flujos migratorios, eso lo estamos tratando de entender lo mejor posible, hay cambios en las formas de transporte, hay organización”, puntualizó el canciller.

La  administración de Andrés Manuel López Obrador seguirá enfocada en su política migratoria, en lograr el registro legal del mayor número de migrantes posibles de modo que se puede asegurar su ciudadanía.