Por primera vez en la historia de México, un presidente mencionó con nombres y apellidos las gasolinas que venden el producto más caro a la población.

AMLO y la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, exhibieron hoy por la mañana a las empresas que venden más caros los combustibles. La mayoría son extranjeras.

El presidente mexicano dijo que hace el ejercicio para presionar que estas gasolineras bajen el precio y no golpeen el bolsillo de los mexicanos. Dijo que los privados reciben el precio de la gasolina a 16 pesos el litro, pero lo venden por encima de los 20 pesos.

López Obrador dijo que hay que considerar que muchas estaciones de servicio están en lugares lejanos de los centros de distribución de Petróleos Mexicanos (Pemex) y exhibió, más bien, a los corporativos que, a pesar de estar en su mayoría operando en zonas urbanas, no bajan los precios. En esas condiciones están Shell, G500, FullGas, Exxon Mobil, Total, Repson o Walmart.

Mantener los precios de las gasolineras bajos fue una de las promesas de campaña de Lopez Obrador.