Lionel Messi sorprendió al mundo después de haber llorado la final de la Copa América.

De manera repentina, apenas salió del vestuario, la Pulga anticipó que su cicló con la Argentina finalizó.

“Fueron cuatro finales. Lamentanblemente lo busqué. Era lo que más deseaba. No se me dio. Creo que ya está. Es lo que siento ahora, lo que pienso. Es una tristeza grande. Me tocó errar a mi el penal, ya está”, siguió a puro dolor.

Messi fue el primer jugador en hablar tras la final. “Es por el bien de todos. Por mí y por todos. Muchos desean eso. No se conforman con llegar a la final, y nosotros tampoco nos conformamos. Nos tocó perder otra vez en los penales”, trató de explicar.

“Es increíble pero no se da. Evidenentemente tiene que ser así. Lo intentamos, lo buscamos, ya está”.