Mensaje de Yani Rosenthal al pueblo hondureño

dt.common.streams.StreamServer.cls

Comunicado

A mi familia, a todos los empleados de grupo continental, a nuestros inversionistas, y a la opinión pública

Como ya es de conocimiento estos son momentos difíciles para todos los que somos parte de Grupo Continental, y muy particularmente para mi padre, Jaime Rosenthal, y para mí.

Es fundamental para nosotros hacer algunas precisiones a lo que esta ocurriendo.

En primer lugar, estamos aquí, en nuestra ciudad, en nuestro país, no hemos huido, por una simple y sencilla razón, somos inocentes.

Sabemos y asumimos la profunda responsabilidad que tenemos, en lo particular, con mi esposa, mis hijos, y toda mi familia, a quienes agradezco el apoyo y acompañamiento en estos momentos, pero también como parte integral del sistema financiero y económico del país. Hoy estamos haciendo frente de manera calmada y ordenada a esta situación y lo seguiremos haciendo así, pues nos asiste la razón.

Es importante que mi familia y la opinión publica sepa, sin ninguna duda, que ni mi padre, Jaime Rosenthal ni yo, hemos sido señalados por trafico de drogas, delito que deploramos y condenamos enérgicamente y que ha ocasionado mucho y grave dolor al pueblo hondureño. Por eso es importante señalar que una autoridad extranjera señala que el Banco Continental y sus directores deberán aclarar transacciones de terceros que pudieran haber sido utilizadas para lavar activos, no que estémos involucrados en esta actividad. Esto también se resolverá en su debido momento y por los canales judiciales pertinentes, en cuanto tengamos información al respecto se las haremos llegar puntualmente.

Me dirijo también a todos los trabajadores del Grupo Continental y a quienes directa o indirectamente participan o han participado con nosotros a lo largo de mas de 80 años, primero que nada gracias, gracias por ser parte de esta empresa, que sigue y seguirá fuerte, por ustedes y en buscando el bienestar de quienes nos rodean. No los vamos a dejar solos, es un mismo empeño y vamos a salir adelante, necesitamos mantener la calma, considerar cada una de nuestras acciones y pronunciamientos para que reflejen nuestro gran objetivo, probar nuestra inocencia y continuar trabajando por nuestro Honduras.

Hoy me siento orgulloso y agradecido de ser hondureño, de vivir en un país donde todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, por lo que hago un llamado a que las autoridades reconsideren las medidas que se han tomado el día de hoy.

No me queda duda que nuestra inocencia quedará demostrada, conservo la confianza en que tendremos un juicio justo con las garantías procesales que merecemos todos los ciudadanos de este país, apegado al debido proceso, libre de revanchas políticas pero sobre todo, de presiones extranjeras.

Atentamente

Yani Rosenthal Hidalgo